23 ene. 2011

LAS PUERTAS

Hace dos años me pegue la gran paliza de pintar las puertas de las habitaciones. Todas ellas blanquitas y preciosas quedaron. Creo que esta situación debió de durar un mes, más o menos: Peleas, portazos, vasos de zumo, manos sucias, patinetes, skates,...... para qué contar.
Llevaba tiempo que esta situación  me deprimía cada vez que me paraba a mirar mi pequeño pasillo.Tenía ese aspecto de casa realquilada, sucia y dejada. Hace unos días, y con mi estudio remozado y sin invasores, las quité y para allá que me las llevé.
La idea ha sido pintar a mis hijos sobre sus dos ruedas respectivas. De momento estoy en proceso con la de Martín y ya está agobiando Oscar por que empiece la suya....... Os iré mostrando mis avances....
Espero que la ilusión que tienen por sus puertas nuevas sea proporcinal al cuidado que hagan de ellas.
Hasta la próxima . PA


3 DE FEBRERO DE 2011


Primera puerta: Martín en su patinete.


26 de Mayo 2011
Por fin, la puerta de Oscar.



2 comentarios:

Trapisonda dijo...

Nunca olvides que las puertas siempre son posibilidades de abrir o de cerrar cosas. Se puede dar un "portazo" a algo o simplemente "abrir puertas" a otra cosa.
Demos un portazo a todo lo aburrido, lo tedioso, lo frustrante. lo negativo y abramos puertas a lo estimulante, divertido, placentero, apetecible...
Pos eso.

Anónimo dijo...

Me encanta !!!!